Yoga suave

Yoga consciente adaptado

El yoga suave es un trabajo que sigue los principios del hatha yoga clásico, adecuándolo a las necesidades de las personas mayores o con dificultades de movilidad. Incluye todos los aspectos que deben estar presentes en la práctica del yoga consciente, porque de no ser así se convertiría en una gimnasia suave en la que se perderían los profundos beneficios del mindful yoga.

El yoga consciente suave nos permite recuperar elasticidad, energía y concentración y ganar equilibrio, memoria, autoestima y calma interior.

Beneficios

El programa especial yoga suave para personas mayores que hemos creado en Arya Tara nos ha permitido constatar a lo largo de los años importantes mejoras en nuestros alumnos:

Recuperar elasticidad

Para sorpresa de muchas personas que esperaban simplemente mantener lo que tenían y no continuar perdiendo, el hecho de ganar elasticidad y agilidad les ha supuesto un gran regalo.

Ganar equilibrio

Dedicamos especial atención a trabajar el equilibrio, puesto que es crucial para evitar caídas y ayudar a no sufrir vértigos.

Recuperar energía

El profundo trabajo con la respiración nos permite conseguir una mayor oxigenación celular, que se traduce en una mejor regeneración neuronal y de los órganos vitales.

Recuperar concentración

Trabajar la mente es crucial para no perder facultades. Uno de los aspectos maravillosos de nuestra mente es que siempre es posible mejorar y aprender. Nuestra mente siempre responde a los estímulos, y las técnicas de concentración son realmente efectivas.

Buena memoria

Es el resultado del trabajo con la mente y de la oxigenación celular del cerebro.

Efecto psicológico positivo

Este aspecto es clave para una buena calidad de vida. Todos nuestros alumnos experimentan un considerable aumento de la autoestima como consecuencia de descubrir que tienen más capacidad de la que creían en todos los aspectos. También se experimenta alegría al compartir los progresos con personas afines, y el espíritu de superación (que muchas personas pierden con el paso de los años) se vuelve a sentir palpitando en el corazón.

Calma interior

Gracias a aprender herramientas para gestionar las emociones, los alumnos se van sintiendo más tranquilos y saben cómo no angustiarse y no preocuparse en exceso por los problemas de la vida diaria. El reencuentro con el interior, con las fuentes de paz que en realidad siempre han estado al alcance, genera una confianza y una serenidad que permiten disfrutar más plenamente esta etapa de la vida.

Los comentarios están cerrados.