Shiatsu

El shiatsu trabaja sobre el cuerpo físico y el sistema energético

El shiatsu es una técnica corporal de origen japonés y chino que activa, moviliza y trabaja el cuerpo mediante el contacto, presiones y estiramientos, buscando la recuperación de las partes del organismo que están debilitadas o afectadas.

Trabajando con los músculos, huesos, tendones, etc. y el sistema energético, se restablece la correcta circulación de la energía vital, de modo que se mantiene y mejora la salud física y emocional y se fortalece el sistema inmunitario.

El shiatsu contribuye al proceso evolutivo de la persona

Con el shiatsu se alivian, entre otros aspectos, las afecciones relacionadas con el estrés negativo (insomnio, ansiedad, depresión, jaquecas, afecciones digestivas, etc.) y los trastornos del sistema muscular y esquelético (dolores de espalda, esguinces y distensiones, rigidez del cuello y de los hombros, dolores articulares, etc.). Además, el shiatsu puede ayudarnos a tomar consciencia de aspectos emocionales que nos pasan desapercibidos, y pueden estar causando desequilibrios a nivel físico. Es una herramienta muy valiosa para contribuir al bienestar y a la recuperación de la salud.

Los comentarios están cerrados.