Meditación vipassana

La meditación: el regreso a nuestra verdadera naturaleza

La meditación es la práctica más valiosa para lograr la plenitud y la paz interior. Es un proceso de aprendizaje que nos lleva a vivir con consciencia, a regresar a nuestra verdadera naturaleza bondadosa, espaciosa y luminosa, que siempre está presente, pero se encuentra cubierta por capas de conceptos y emociones aflictivas.

Los efectos de la meditación en el cerebro

Actualmente la neurociencia ha demostrado que la meditación tiene efectos beneficiosos para el cuerpo y para la mente. Puesto que mejora la función del sistema inmunitario, contribuye en los procesos de sanación, especialmente en los problemas cardíacos, insomnio, depresión, ansiedad, hipertensión y todos los trastornos de origen psicosomático. Varios estudios científicos y pruebas de resonancia nuclear magnética hace años que demuestran que la práctica de la meditación continuada durante años llega a producir modificaciones físicas en el cerebro. Se incrementa el grosor del conjunto de regiones corticales relacionadas con la percepción sensorial, auditiva, visual e interna, a la vez que se ralentiza la disminución, que se va produciendo con la edad, del córtex prefrontal, el cual tiene que ver con la atención y la toma de decisiones. En los meditadores está más activada la zona izquierda de la región frontal del cerebro, que está relacionada con estados emocionales positivos y de calma. Las personas que utilizan más la zona izquierda superan con mayor rapidez los estados negativos y de tensión emocional.

La consciencia de los pensamientos y la regulación emocional

El área del cerebro en la que el pensamiento se transforma en reacción emocional es el sistema límbico. Las células del sistema límbico son especialmente activas en la elaboración de neuropéptidos, que son una línea directa de comunicación entre las emociones y el cuerpo. La falta de consciencia de nuestros pensamientos hace que la mente funcione de forma dispersa y caótica, lo que genera todo tipo de desequilibrios emocionales y físicos.

Atención plena, presencia y plenitud

La meditación es una de las prácticas principales para desarrollar atención plena en la vida cotidiana, para cultivar un estado de presencia que posibilita estar abierto a la experiencia momento a momento y vivir con plenitud las distintas etapas de la vida.

30 años enseñando a meditar

Practicar correctamente la meditación requiere entrenar la mente también en la perseverancia y la paciencia. En Arya Tara hace 30 años que enseñamos a meditar. Con la guía de Lama Yeshe Chödrön – María Luisa Aznar y su gran experiencia como practicante y maestra de meditación, tendrás la garantía de llevar a cabo un trabajo serio y satisfactorio. Evitando los errores más comunes y recibiendo todo el apoyo que necesites, podrás ir travesando las distintas etapas y ganando felicidad, armonía y paz.

Los comentarios están cerrados.