Homeopatía

Nuestra capacidad curativa innata

La homeopatía fue creada hace más de 200 años por el médico alemán Samuel Hahnemann.

Su eficacia se basa en la estimulación de la capacidad curativa propia del organismo, mediante sustancias naturales dinamizadas y prescritas según el principio de similitud.

Una concepción global

La homeopatía se caracteriza por la concepción y el tratamiento del ser humano como un conjunto indivisible (individuo) en interacción constante con el entorno en el que vive. Según esta visión, la enfermedad surge como un desajuste en los mecanismos de adaptación ante las distintas influencias medioambientales y se considera la expresión del desequilibrio global del organismo.

La homeopatía induce una respuesta curativa actuando en la totalidad del individuo, de forma que la enfermedad desaparece por sí sola.

La enfermedad desaparece por sí sola

El tratamiento homeopático no va dirigido a luchar contra los síntomas, sino a restablecer el equilibrio orgánico perdido, de modo que la enfermedad desaparece por si sola. El regreso al equilibrio por parte del organismo enfermo se consigue mediante el uso de remedios homeopáticos: sustancias naturales que tienen la capacidad de inducir una respuesta curativa al individuo en su totalidad, tanto a nivel físico como emocional.

El poder de lo infinitesimal

Los remedios homeopáticos son administrados en dosis infinitesimales o submoleculares, de modo que se pierde cualquier efecto tóxico que pudiera presentar la sustancia original en estado crudo. Sin embargo, esto no significa que sean inocuos, por lo que se requiere una formación adecuada para su correcta prescripción. Por eso, en Arya Tara contamos con la experiencia profesional del Dr. Guillem González.

Efectividad en gran cantidad de trastornos

Por su efectividad, profundidad y amplitud de acción, la homeopatía es útil en casi todo tipo de trastornos, tanto físicos como psíquicos, como por ejemplo:

  • Alergias, migrañas, asma, resfriados.
  • Anginas de repetición, artrosis.
  • Problemas digestivos, colitis.
  • Problemas circulatorios, hipertensión.
  • Dificultades del sueño, terrores nocturnos, enuresis.
  • Ansiedad, trastornos del comportamiento.
  • Descompensación emocional.

Ideal para niños y madres gestantes

La nula toxicidad de los remedios homeopáticos convierten a la homeopatía, sin duda, en la terapéutica de elección en niños, madres gestantes y personas alérgicas a otro tipo de tratamientos.

Los comentarios están cerrados.